REVISTA DIGITAL

REVISTA DIGITAL
Pulse en la imagen para abrir la revista

Vídeos

Loading...

Geobrugg AG: Sistemas de protección de caída de rocas

jueves, 18 de julio de 2013

El VI Congreso Nacional de Seguridad Vial pide apoyo a la conservación

Alrededor de 150 especialistas en carreteras se han dado cita en Logroño en el VI Congreso Nacional de Seguridad Vial, bajo el lema “Generando carreteras más seguras cada día”. El congreso, que tiene periodicidad bianual, ha sido organizado por la Asociación Española de la Carretera (AEC) con el apoyo del Gobierno de La Rioja. Entre las conclusiones del congreso figura que “las prioridades en el mundo de la carretera, en el corto y medio plazo, deben centrarse en las inversiones dirigidas a la conservación y mantenimiento de las infraestructuras, y en particular, a aquellas relacionadas con la mejora sistemática de las condiciones de seguridad de las mismas”. El congreso ha abordado, a lo largo de quince ponencias, la importante siniestralidad que se produce por salidas de la vía, y las graves consecuencias de este tipo de accidentes: el 40% del total de siniestros con víctimas que se registra en España y el 40% de fallecimientos se debe a una salida de vía. Otra ponencia ha analizado específicamente a los conductores mayores de 65 años, que alcanza ya la cifra de 2,3 millones en España; sus puntos fuertes (responsabilidad, cautela, respeto a las normas) y también sus puntos débiles (pérdida de reflejos y visión, inseguridad, etc.) y su influencia en términos de seguridad vial. Cuestiones pendientes En el congreso también se ha reflexionado sobre otras cuestiones candentes en materia de seguridad vial como la implantación de las auditorías de seguridad, la gestión de TCA (tramos de concentración de accidentes), los accesos en las vías convencionales (caminos y pasos con entrada directa a carreteras), el equipamiento viario o los sistemas de contención de vehículos. La imposibilidad de asistir del subdirector general de Gestión de Movilidad de la DGT, Federico Fernández, ha impedido el abordaje de un asunto de gran actualidad, como la modificación del Reglamento General de Circulación (obligatoriedad de casco para ciclistas, límites de velocidad en travesías, etc). Conclusiones del VI Congreso Nacional de Seguridad Vial • En el escenario económico actual, todo parece indicar que las prioridades en el mundo de la carretera, en el corto y medio plazo, deben centrarse en las inversiones dirigidas a la conservación y mantenimiento de las infraestructuras, y en particular, a aquellas relacionadas con la mejora sistemática de las condiciones de seguridad de las mismas. • Si bien todos los registros de accidentalidad de nuestras redes arrojan resultados más que destacables en los últimos años (La Rioja es un ejemplo claro de ello), el compromiso de la infraestructura de carretera con la seguridad vial debe materializarse en la consecución de aquellas condiciones que permitan minimizar la posibilidad de aparición de accidentes, e incluso la minimización de las consecuencias de los mismos en caso de que se produzcan. • No cabe duda de que la adaptación al ordenamiento jurídico español de la Directiva europea de seguridad de las infraestructuras viarias abre un interesantísimo campo de oportunidades para que la seguridad vial, como tal, reciba el tratamiento prioritario que siempre ha tenido a la hora de planificar, diseñar y conservar carreteras. • Procede profundizar, con diligencia y rigurosidad, en el desarrollo de las metodologías que permitan optimizar la aplicación de las herramientas que recoge la Directiva, desde las evaluaciones de impacto en seguridad, hasta la identificación de los tramos de mayor potencialidad de mejora. • Resulta oportuno reclamar, a todas las administraciones de carreteras, que hagan propia la Directiva y sus metodologías para generalizar su aplicación a todas las redes de carreteras de su competencia (ya sean transeuropeas o no), mediante la sistematización de las herramientas que en cada caso procedan; ejemplos de estos planteamientos se han visto en el congreso. • En este sentido, se ha podido comprobar cómo Administraciones Autonómicas, Forales y Provinciales están integrando las herramientas de la Directiva en su gestión viaria. El tratamiento de tramos de concentración de accidentes venía aplicándose desde hace años en todas las redes, hoy el reto está en implantar inspecciones de seguridad vial en la red existente, auditorías en los proyectos y evaluaciones de impacto en seguridad vial en la fase de planificación. • La resolución de problemas más concretos, no por ello menos importantes, ha sido otro de los ejes del Congreso; destacando la orden de accesos de Extremadura, que será sin duda una referencia para la solución de los problemas derivados de los accesos que de hecho existen en numerosas regiones del país. Sin olvidar planteamientos de planificación de la seguridad vial en tiempos de crisis, o las soluciones de bajo coste orientadas a mejorar la seguridad en travesías por medio de pasos alternos. La seguridad de los ciclistas en carretera y la presentación del Manual de los ciclistas presentado por la Diputación de Valencia, son también un ejemplo de las acciones que se están llevando a cabo para mejorar la seguridad de estos usuarios vulnerables. • La representatividad de los accidentes por salida de calzada en la accidentalidad ha ocupado también un lugar significativo en este encuentro: expectación por la noticia sobre la elaboración de unas recomendaciones para reducir las consecuencias de la accidentalidad por salida de calzada en vías locales, donde la normativa existente frecuentemente no se puede cumplir. • En paralelo, las comunicaciones libres presentadas en las tardes de estos dos días han permitido conocer las últimas novedades de las empresas en la gestión de la seguridad vial; me gustaría destacar el uso de los soportes en web para desarrollar herramientas para gestionar la seguridad vial, que han sido presentadas en el contexto de este Congreso, así como las experiencias internacionales de varias empresas.